La primera resident de la casa conocida de las generaciones de genocidio successfulmente sue Australia, un grupo religioso.

23
3
La primera resident de la casa conocida de las generaciones de genocidio successfulmente sue Australia, un grupo religioso.

A un ex resident de un suburbio famoso para los hijos de las generaciones de los niños Stolen, ha successfulmente acusado al gobierno federal y a un grupo religioso por abuso sexual.

La información en esta historia podría ser perturbadora para los lectores.

El resultado abre otra vía para los antiguos residentes de la casa de cuidados intensivos de Reta Dixon -la casa que principalmente casaba niños indígenas, según su equipo legal.

La batalla legal terminó con un hombre en sus 50 años que no podía identificar.

La casa fue el foco de la Comisión Royal en respuesta a las acciones Institutionales sobre la Abuse de los hijos en 2014, que escuchó gráficos de abusos sexuales supuestamente perpetrados contra los niños antes de que cerraran en 1980.

Aunque otros residentes anteriores han recibido compensación por abuso sexual, un hombre filed una investigación civil siendo acusado de abusar sexualmente a los demás niños.

Los documentos presentados por el Supremo Tribunal de Northern Territory en 2020 afirmaban que era ayudador y poderoso para resistir la abusa que se repitió en una forma violenta e destructive en varios ocasiones. La justicia señala que el juicio legal broughto por Maurice Blackburn contra las Ministrias de Commonwealth y de Australia Indígenas AAI en julio.

Heather Kerley dijo que su cliente fue compensada por los partidos que alcanzaron un acuerdo en un proceso de mediación judicial.

La esposa dijo que era una investigación fuerte, tanto por él como por su cliente.

Nuestro gobierno no podría subestimar cómo es difícil para los sobrevivientes de abuso legal ingresar en este tipo de proceso ahora y lo que esto significa a otros sobrevivantes por su fuerza e incluso por este presupuesto. El acuerdo es secreto, pero antes de los documentos revelan que había solicitado más de $1 millones.

Cases establecen un precedente para los otros.

La investigación civil alegó que ambas las autoridades, que estaban responsables de los hijos en la casa, y la organización religiosa, en realidad conocida como Aborigens Inlandesas, habían perdido su duty de cuidado al complainante.

Australia reconoció que las Ministras Indígenas de Australia eran la misma organización como las misións Aborigens Inlandesas, y el gobierno federal denied que estaban involucrados en las funciones de la casa.

Ms Kerley dijo que su equipo legal successfulmente creó las Ministrias Indígenas de Australia, y se convirtió en un successor de la anterior organización, estableciendo un precedente que calificó como un juicio de abuso legal.

La escritora de la Universidad de Nueva York, Laura Dixon, dijo que esto es mucho más fácil para los sobrevivientes de las instituciones que pertenecen a los servicios públicos y mantenerlos accountable por las nuevas modificaciones legislativas.

Hay un sobreviviente de abuso heredero y las esferas legales necesitan abrirse a los ciudadanos para obtener compensación sin necesidades necesarias. Los cambios legislativos aprobados en mayo por el Parlamento Nacional (NT) están destinados a hacer que los sobrevivientes puedan enfrentar cargos civiles, incluyendo por prohibir las instituciones de ignorar los cálculos históricos sobre las técnicas legales como las modificaciones de nombres y reestructuraciones.

Los sobrevivientes de abuso sexual que vivieron en casa son escenarios de nuevas acciones civiles, pero eso abre la puerta a más acción civil.

AI no estaba dispuesto a hacer una declaración por la solución secreta.

El gobierno federal no respondió a una demanda de comentario por el fin del día.