La compra de niños a la escuela podría tener un impacto en los gastos, según un estudio.

34
3
La compra de niños a la escuela podría tener un impacto en los gastos, según un estudio.

De acuerdo con un reporte de Bankrate, los compradores están preocupados de que los negocios de la escuela se llenen de sus budgetos adicionales, como consecuencia de una inflación.

De acuerdo con un estudio Bankrate de más de 2,400 habitantes de EE.UU., la esperanza es que los hogares más pobres de los Estados Unidos dependan de las estrategias para ahorrar costos.

El 41% de los analistas señaló que la inflación, que ha caído 8.5% en julio, cambiará la manera en que se cocinará para el año 2022- 2023. Nearly el 95% de los compradores utilizan estrategias de ahorrar.

El Banco Nacional Retail anunció que las familias con niños en las escuelas primarias y altas tendrán un estimated average de $864 por mes para los productos escolares este año.

Esto es más que lo que los shoppers gastaron tres años antes, y es mucho más de $168 millones.

Nearly el 40% de los habitantes en el estudio Bankrate aseguraron que los viajes a la escuela serían peligrosos por la inflación. A la mitad de los compradores dicen que no tienen dinero destinado para las compras a las escuelas, y el 30% de sus shopperes dijo que tendrán que gastar más que normal.

Desde que los productos escolares serán esenciales, más de la mitad de los que pensan que la inflación cambiará sus hábitos de compra. De hecho, alrededor de cinco millones de consumidores creen que comprarán menos productos y 43% compraran mejores marcas.

Nearly el 40% de los compradores de tiendas deben abandonar sus carteles de apoyo o de creditos personales. Muchos consumidores de dinero están buscando comprar más productos usados y segunda mano, dejar de comprar o recurrir a los beneficios bancarios para reducir costos.

El economista de la cadena Bankrate Ted Rossman dijo a Fox Business que el problema de los compradores de escuelas ha sido el más duro para los pobres de mediana edad.

Por ejemplo, los hogares de altos ingresos están luchando con los gastos de la escuela y otros problemas financieros. Es difícil porque la inflación es una tendencia familiar con Rossman.

Así como los costos aumentan, los hogares de mediana edad están siendo squeezados financieramente como nevera. El aumento de los precios de gas y comida a los rates de hipoteca e incluso el renting hace que los compradores de escuelas se sientan más difíciles este año, según Rossman.

Los hogares de mediana edad están más probables de tener productos usados o segunda mano y también se encuentran más beneficiosos que los habitantes más pobres, según las datos.

Debido a los aumentos de los impuestos, los comercios que se enfocan en carteras de crédito deberían ser cautivados, según Rossman.

Los carteles bancarios están cobrando un average de 17.42%, según la Bankrate. Las tasas de interés bancarias podrían superar el histórico del 17.87% por fin del año.

Si un consumidor dispone de US$1,000 en gastos a la escuela y sólo hace cuentas mínimas de 17.8%, el consumador será en deuda durante tres años, según Rossman.

El balance mínimo de cuenta bancaria es $5,270, según la TransUnion.