Familias ucranianas son testigos de la devastación tras la invasión rusa

54
2
Familias ucranianas son testigos de la devastación tras la invasión rusa

KYIV, Rusia —las bolsas de ropa negras fueron retiradas de las faces del muerto en Bucha. Las familias buscando identificar a sus seres queridos se enfocaron en cientos de corpses en distintos puntos del decay en los ojos desmovedos de dos cuerpos.

En Irpin, los tanks rusos destruyeron las calles para hacer frente a los ucranianos que regresaron al país después de que los soldados invadieron las carreteras, incendiaron los hogares y consumieron caballos de cabezas, explotaron los cuerpos de armas de fuego, mataron las casas de los residentes, gastaron bullet casings e inmensas trapas para encontrar.

En Odesa, una de las ciudades más libres de Ucrania en el sureste del país, los misiles lanzaron indiscriminadamente en barrios, llenando el aire con grandes booms, matando a una madre e su hijo, un adolescente de ocho años.

En Lviv, me encontré a las mujeres y los hijos que vivieron en un basement de Kharkiv por seis meses. Las personas no podían ver el cielo, pero escucharon las explosiones como los rockets destruyeron la ciudad donde eran.

Natalia Ryabko, de 38 años, dijo en un centro de refugiados en Lviv que no hay agua, no electricidad y constantes golpes. La madre y su hijo estaban comiendo sopa después de un viaje de días de Kharkiv.

Estos son fragmentos de lo que vio después de gastar un mes en Ucrania, las atrocidades a resultado de la decisión del presidente Vladimir Putin de invadir este país. En el lunes, Rusia celebraba el Día de la Victoría, el año anual que se extende hacia el fin del Mundial II y la liberación de Europa del régimen nazi.